<%@LANGUAGE="JAVASCRIPT" CODEPAGE="1252"%> Diez frutas de verano - Cocineando.com
Portal de recetas de cocina, vinos, dietas y alimentación
Zona de vinos
Dietas y salud
Menús y gastronomía
Recetas y cocina
Zona de vinos
Recetas y cocina
Dietas y salud
Diez frutas de verano

Peras de San Juan, efímera delicia

Pequeñas, tiernas, de carne jugosa, dulce y sabrosa. Las peras de San Juan o peras sanjuaneras  se conocen por este nombre porque aparecen a finales de junio y suelen durar hasta finales de julio. Como toda pera, provine de un árbol del género Pyrus, y es rica en fibra, que se halla en pulpa y piel. Esta se suele comer debido al tamaño de la Pera de San Juan y su textura fina y crujiente. Si añadimos la fibra a que es baja en calorías y carente de sodio, la pera es ideal para dietas de adelgazamiento. Además, entre otras características, contiene mucho potasio, que previene la retención de líquidos y contribuye a la salud ósea y del sistema nervioso.

 
 

 

 

1/10
>
<

Picotas, exclusiva variedad de cerezas

Las picotas son una variedad de cerezas que sólo se da en el Valle del Jerte y en algún territorio de la zona de la Vera, en Extremadura. Su maduración es más tardía que la de la cereza, de los últimos días de junio a finales de agosto, y es más pequeña y sabrosa que las otras especies de cereza. Al recolectarla, el rabito o pedúnculo se queda en el árbol, y por ello llegan a nosotros sin el mismo. Como toda cereza, la picota es rica en antocianinas, lo que le confiere gran poder antioxidante. Además, su riqueza en calcio, hierro y zinc ayuda a prevenir problemas en la formación de huesos, dientes, así como osteoporosis o anemia ferropénica.

 
   

2/10

 

>
<

Brevas, la cosecha veraniega de la higuera

Las brevas y los higos son los frutos de la higuera, árbol de la familia de las Moráceas, de la que existen más de 1.500 especies. La breva es el primer fruto que anualmente da la higuera, en verano, y el higo es el fruto de la segunda cosecha del mismo árbol, en otoño. Las brevas están formadas por gran cantidad de agua y son ricas en hidratos de carbono, por lo que su valor calórico es alto. Se digieren muy bien y, por la fibra que aportan, se consideran frutas con propiedades laxantes, además de ayudar a combatir el colesterol alto, entre otras propiedades.

 
   

3/10

>
<

Melocotones, de agua y de viña

Cultivados por primera vez en China, donde se les considera símbolo de inmortalidad, en el mundo se cultivan más de 2.000 variedades de melocotones o duraznos, siendo la segunda fruta más importante tras la manzana. De piel lisa, suave y aterciopelada, el color puede variar del rojo intenso al amarillo. La pulpa siempre es carnosa y dulce, pero podemos distinguir entre dos tipos básicos de duraznos: los melocotones de viña, de pulpa más compacta, y los melocotones de agua, de pulpa más acuosa. Bajos en calorías, los melocotones son ricos en carotenos, con propiedades antioxidantes que protegen arterias, además de contribuir a la buena salud de la visión, la dentadura y las encías, entre otros aspectos.

 
   

4/10

>
<

Ciruelas, colorida diversidad

Redondas o alargadas, amarillas, verdes, rojas o lilas, existen muchas variedades de ciruelas, con diferentes tamaños y texturas, contenido en agua variable, al igual que su sabor. En general se empiezan a cosechar a mediados de junio y duran prácticamente todo el verano. Cuando se consumen frescas, son especialmente conocidas por sus efectos como laxante, gracias a su contenido en fibra. Pero no provocan el síndrome del colon perezoso, que implica que el intestino se acostumbra a defecar sólo cuando recibe el laxante. A su vez, las ciruelas también son buenas para la digestión y el aparato respiratorio, ayudando a combatir la tos, y contribuyen a prevenir la anemia gracias a su alto contenido en hierro.

 
   

5/10
>
<

>
<
6/10
Paraguayo, hijo del melocotón

El paraguayo o paraguaya es un fruto procedente de una mutación del melocotón que se produjo en China, y que en el siglo XIX se introdujo en Estados Unidos. Con piel aterciopelada, comparte propiedades nutritivas con el melocotón, al igual que la piel aterciopelada, pero varía en la forma, la del paraguayo aplanada, su  sabor es más dulce y la pulpa es más carnosa que la del durazno. Existen variedades de paraguayo de pulpa blanca y de pulpa amarilla. Su cosecha empieza en mayo y se alarga hasta septiembre. Como el melocotón, es rico en carotenos y, bajo en calorías, el paraguayo es rico en fibras, genera sensación de saciedad y es muy digestivo

 
   

 

Lima, puro aroma para realzar sabores

El término lima se emplea para designar a frutos pequeños, amarillos o verdes, de pulpa ácida y fuertemente aromática. Sin embargo, existe gran dificultad para identificar exactamente qué especies vegetales reciben el nombre de lima, aunque lo que sí es concluyente es que pertenecen al género citrus y, según estudios recientes, la mayor parte son híbridos procedentes del cidro o limón francés, la mandarina y el pomelo. La lima no se consume como fruta fresca, sino que su zumo o la ralladura de la cascara se emplea sobre todo para aderezar y realzar el sabor de otras frutas, así como diferentes preparaciones culinarias, aportando acidez y frescura.

 
   
7/10
<
>

 

Sandía, un depurativo natural

Existen dos hipótesis sobre el origen de la sandía. La primera de ellas es que deriva de poblaciones silvestres de África, mientras que otros investigadores apuntan que es originaria del valle del Nilo. Pero casi con seguridad, se empezó cultivar en África. La sandía es un pepinóide de gran tamaño, con un 6% de azúcares y más de un 90% de agua. Por ello resulta una fruta ideal para hidratarse en verano, con propiedades diuréticas  y además es rica en fibra. Estos componentes la convierten en una fruta con alto poder saciante, digestiva y que ayuda al tránsito intestinal, confiriéndole propiedades depurativas.    

 
   
8/10
<
>

 

Melón, hidratación y energía

De la familia de la sandía, el pepino, la calabaza o el calabacín, el origen del melón se sitúa en el sur de Asia, aunque en Egipto ya hay referencias a esta fruta datadas en el 2.400 aC. Al principio los melones eran muy diferentes a los actuales, y su tamaño no sobrepasaba el de una naranja. Pero con el tiempo aparecieron variedades más grandes hasta llegar a las actuales. Hoy se cultivan tanto variedades de invierno como de verano, entre las que se hallan algunas tan populares como el melón piel de sapo o el melón galia. Sus principales propiedades son hidratantes y energéticas, ayudan a prevenir coágulos en la sangre,  y son buenos para enfermedades como el reumatismo o la gota

 
   
9/10
<
>

 

Uvas, para desintoxicar el organismo

Originarias de Oriente Próximo, las uvas son el fruto de la vid (vitis vinífera) y existen gran cantidad de variedades, tanto para la elaboración de vino, para consumirlas desecadas en forma de pasa y para consumir frescas. En este último caso, empiezan a  abundar a finales de verano. Las uvas son uno de los principales alimentos desintoxicantes y depurativos, gracias a su riqueza en potasio (que regula el equilibrio de líquido en el organismo) y la presencia de vitamina B (que interviene en el metabolismo de las grasas). A su vez, si se consume la uva con la piel, esta ayuda a limpiar los intestinos y previene el estreñimiento.  

 
   
10/10
<
>

 

© Uranda Comunicació S.L.
uranda@uranda.es
Empresa editora de cocineando.com
Rosella, 24 – 08390 Montgat – Barcelona (España)
Fotografía: Cocineando.com
cocineando@cocineando.com