<%@LANGUAGE="JAVASCRIPT" CODEPAGE="1252"%> Seis maneras de cocinar el arroz - Cocineando.com
© Uranda Comunicació S.L.
uranda@uranda.es
Empresa editora de cocineando.com
Rosella, 24 – 08390 Montgat – Barcelona (España)
Portal de recetas de cocina, vinos, dietas y alimentación
Zona de vinos
Dietas y salud
Menús y gastronomía
Recetas y cocina
Zona de vinos
Recetas y cocina
Dietas y salud
Seis maneras de cocinar y comer arroces

Arroz, la versatilidad de un cereal esencial El arroz es el segundo cultivo de cereal del mundo, y el primero únicamente para consumo alimenticio humano. Originario del Asia tropical, llega a España hacia el 700 a.C. de la mano de los musulmanes, y se expande mucho más tarde hacia Italia y Francia, en el siglo XV, para llegar a América entre los siglos XVI y XVII.  Existen unas 10.000 variedades de arroz, pero podemos clasificarlas en diversas categorías según granos, aromas, textura…
 
 

Tipos de arroces y valor nutritivo

 

1/7
>
<

Arroces melosos, cremosidad y firmeza Untuoso y húmedo por fuera, firme por dentro. Así es como debe quedar un arroz meloso. Para conseguirlo, es mejor emplear arroces de grano redondo, con buenos niveles de almidón que contribuirán a darle la textura melosa. Además, el arroz de grano redondo absorve los sabores del sofrito previo, en los que la cebolla es esencial para darle la untuosidad al plato. Se debe calcular el agua para que el arroz siga absorviendo algo de líquido al apagar el fuego y durante la cocción, se puede remover para que libere almidón. El risotto está dentro del grupo de arroces melosos, y se caracteriza porque se le añade queso al final, generando la cremosidad.
 
  Recetas de arroces melosos y risottos

2/7

 

>
<

Arroces caldosos, la contundencia del sabor El arroz caldoso es aquel que se cocina con caldo y, tras su cocción, aún queda líquido para servirlo con el mismo. Para ello, por cada parte de arroz hay que emplear cuatro partes de caldo. Este se añade antes que el arroz, y se deja hirviendo con sofrito e ingredientes entre 10 y 15 minutos, aunando sabores. Es recomendable usar variedades de grano redondo como senia o bahía, y no interesa lavar el arroz antes de la cocción para mantener el almidón, que es lo que espesará el plato. A su vez, se debe cocinar en un recipiente hondo, como una cazuela, para evitar la excesiva evaporación del caldo.
 
  Recetas de arroces caldosos

3/7

>
<

Arroces secos, el reinado de la paella El arroz seco debe quedar sin líquido y suelto, y la paella es la reina de los arroces secos. En esta es esencial que la variedad de arroz sea de grano redondo para que absorva el sabor del sofrito, el alma del plato. Para que el arroz quede suelto, es recomendable sellarlo con el sofrito. De esa forma no se abrirá al cocerlo. Sabemos que queda sellado cuando adquier un color como de nácar. Luego se cuece con el doble de agua que de arroz. No se debe remover durante la cocción, y al terminar, hay que dejar reposar el arroz. Así, si un arroz queda cocido en 18 minutos, se maniente 15 sobre el fuego, y se dejan cinco minutos de reposo para darle firmeza. El nombre de paella procede del recipiente en el que se cocina el arroz, que suele ser bajo y amplio, facilitando la evaporación.
 
  Recetas de paellas y arroces secos

4/7

>
<

Arroz con legumbres, el equilibrio perfecto Las legumbres con arroz forman un plato muy completo, puesto que se complementan nutricionalmente. Además, pueden unirse en arroces caldosos, melosos y secos, así como en ensaladas, por lo cual son combinables con variedades tanto de grano largo como redondo. En caso de hacer platos caldosos o melosos, es mejor hacer el sofrito y cocer la legumbre primero. Una vez esta se ha cocinado, lo ideal es emplear el caldo resultante para cocer el arroz a parte para que quede en su punto. Para ensaladas se pueden emplear legumbres ya cocidas, pero en estos casos las variedades de arroces recomendadas son las de grano largo o medio.
 
  Recetas de arroces con legumbre

5/7
>
<

>
<
6/7
Arroz hervido, la base para crear El arroz en sí mismo apenas tiene sabor, por ello es una guarnición ideal para platos con salsa, de la que tomará el sabor. Pero a su vez, el arroz hervido puede ser el ingrediente principal de platos donde otros ingredientes le aporten matices de sabor, como verduras, mariscos, etc. Cocinado como arroz seco, además, es la base ideal para ensaladas, en las que, si además elegimos arroces poco glutinosos (como los de grano largo o medio), nos aseguraremos que quede suelto. Además, una vez hervido, el arroz se puede freír, abriendonos todo un mundo de posibilidades.
 
  Recetas a partir de arroces hervidos

 

¡Agarra la cuchara! Arroz hasta en la sopa Un buen caldo de pescado y marisco, carnes y aves o verduras y el arroz absorverá todo el sabor para darnos una deliciosa y nutritiva sopa. Para elaborar sopas de arroz, precisamente por su capacidad de absorver el sabor, son recomendables los arroces de grano redondo. En estos casos, lo ideal es poner a hervir el caldo para luego, a parte, cocer el arroz y asugurarnos el punto. En las sopas de arroz es importante servir y comer de inmediato, para evitar que el arroz siga absorviendo caldo y se pase. Cocinándolo así, también resulta ideal para cocidos y potajes.
 
  Recetas de sopas y potajes
7/7
<
>

 

Fotografía: Cocineando.com
cocineando@cocineando.com