Receta muy completa de arroz con garbanzos, patatas, zanahorias y magro de cerdo, cuyo sofrito se cocina en fogón, junto con parte de la cocción del arroz, para luego acabar el plato en el horno.

Ingredientes para 4 personas

  • 350gr de arroz de grano redondo
  • 150gr de garbanzos
  • 250gr de magro de cerdo
  • 3 zanahorias
  • 2 patatas medianas
  • 3 tomates medianos
  • 4 dientes de ajo
  • Pimentón
  • Azafrán
  • Aceite y sal

Cómo hacer arroz al horno con garbanzos

Los garbanzos secos deben ponerse en remojo un mínimo 12 horas antes de elaborar la receta (la noche antes). Luego se escurren y se ponen a cocer partiendo de agua fría con sal. Una vez arranque el hervor, se baja el fuego y se dejan cocer hasta que queden al dente, cocidos, pero sin que se deshagan. Al final de la cocción, se vierte el azafrán para darle color. Se apaga el fuego y se cuelan, reservando por un lado el caldo de la cocción y por el otro, los garbanzos.

Se pelan las zanahorias, se parten en rodajas y se reservan. Se pelan los tomates. Dos de ellos se parten por la mitad, y el tercero se pica. Se reservan. Se pelan las patatas, se trocean y se reservan. Se pelan los dientes de ajo y se pican muy finos o se machacan en el mortero y se reservan.

En una cazuela que luego se pueda meter al horno se sella el magro de cerdo con un chorro de aceite. Luego, en el mismo aceite, se pone a dorar el ajo con las zanahorías troceadas. Dorados los mismos, se incorpora el tomate (tanto el partido en dos mitades como el picado) y se sofríe.

Aparte, se pone a calentar el caldo reservado de los garbanzos, para que esté hirviendo cuando se vaya a cocinar el arroz.

Una vez el tomate haya reducido y las mitades prácticamente se deshagan, se agregan las patatas troceadas y el pimentón y se rehogan. Se incorporan garbanzos y carne, también se rehogan. Luego se añade el arroz y se sella, a fuego vivo, sin verter aún el líquido de cocción. Con ello se evita que se abra el grano posteriromente. Sabremos que el arroz está sellado porque el grano adquiere una textura exterior como de nácar (nacarizada). Cuando sea así, ya se puede añadir el caldo reservado de la cocción de los garbanzos (algo más del doble de caldo que de arroz). Se deja cocer en el fogón unos 8 minutos.

Mientras tanto, se pone a precalentar el horno a 200ºC. Pasados los ocho minutos en fogón, se traslada la cazuela al horno y se deja cocer unos ocho minutos más. Luego se saca del mismo y se sirve sin dejar reposar.

Otras recetas de arroces con legumbres

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario