Receta de guiso de cordero y verduras aromatizado con pesto casero que se empieza en cazuela y acaba en horno.

Ingredientes para 4 personas

Cómo hacer guiso de cordero con verduras al pesto

Se eliminan las hojas externas de las alcachofas. Se cortan a cuartos y se eliminan los pelillos interiores. Se rocían con jugo de limón para que no se oxiden y se reservan.

Se pela la cebolla, se corta en juliana (tiras finas) y se reserva. Se limpia bien el puerro, se corta en rodajas y se reserva.

Se lavan el resto de hortalizas y se reservan.

Se hace un corte transversal a cada diente de ajo, sin pelar. En una cazuela con un chorro de aceite se sella el cordero junto con los ajos.

Se saca el cordero y se reserva. Se sacan los ajos y se desechan. En la misma cazuela, con el mismo aceite, se ponen a pochar la cebolla y el puerro, con un poco de sal y a fuego lento para que suden.

Paralelamente, se pone a precalentar el horno a 180º.

Cuando cebolla y puerro empiecen a ablandarse, se incorpora el resto de hortalizas a la cazuela y se rehogan. Una vez rehogadas, se colocan en una bandeja de horno a modo de lecho y encima se ponen las espaldas de cordero. Se añade el caldo, el vino, la pimienta y la sal. Se tapa la bandeja con papel de aluminio y se mete en el horno.

Se hornea el guiso durante media hora. Pasado este tiempo, se destapa la bandeja, se añade el pesto en la verdura (si falta líquido se puede añadir algo más de caldo), y se deja dorar la carne al horno.

Receta incluida en el menú de primavera



Otras recetas de cordero

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario