Gratinar implica tostar o dorar la superficie de ciertos platos para formar una una costra dorada y crujiente. ¿Pero que aporta al plato final además de textura?

Gratinar, el toque final

Gratinar es un método de cocción al horno en el que se expone el alimento a un calor intenso en la capa superior para que adquiera un toque crujiente y un color dorado. Se suele hacer con los ingredientes de la receta prácticamente cocinados, a los que se añade una capa superior de queso, pan rallado, huevo y/o bechamel. Gratinar, además de textura, aporta un sabor algo caramelizado fruto de las reacciones químicas que el calor genera sobre proteínas y azúcares.

Escrito por:uranda

Deja un comentario