Pimienta negra (fuerte), pimienta verde (suave), pimienta roja (aromática), llenan de matices esta receta de fácil elaboración y riqueza de sabores.

Ingredientes para 4 personas

Cómo hacer salsa de tres pimientas

Se pela la cebolla, se lava y se trocea en juliana (tiras finas). Se lava el puerro y se corta en mirepoux (dados pequeños).

En una cazuela, se pone la mantequilla a deshacer con un poquito de aceite para que no se queme. Se incorpora la cebolla con una pizca de sal, y se deja pochar a fuego lento y tapada. Cuando empiece a ablandarse, se añade el puerro, se remueve, y se pocha con la cebolla.

Una vez pochado el conjunto, se añade el coñac y el caldo y se deja reducir. Luego se vierte todo en el vaso de la batidora, se tritura y se pasa por el chino. La salsa resultante se devuelve a la cazuela y se añaden la crema de leche y las pimientas. Se deja cocinar unos minutos más, a fuego lento, y removiendo, hasta que quede una salsa homogénea.

Variantes. Esta misma receta se puede seguir eliminando alguna de las pimientas al gusto, de modo que sirve para hacer, por ejemplo, salsa de pimienta verde (eliminando la rosa y la negra). A su vez, si se ha asado carne al horno, se puede desglasar la fuente e incorporar el resultado al proceso de reducción de coñac y caldo, disminuyendo la cantidad del mismo.

Otras recetas de salsas para carnes

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario