Los huevos revueltos son unas huevos cuajados, plegados sobre sí mismos y rotos, pero lo más importante es que tengan una textura cremosa. Con esta receta, todos los trucos para conseguirlo.

Ingredientes para 4 personas

  • 8 huevos (2 por persona)
  • 50 a 75ml de crema de leche
  • Aceite o mantequilla
  • Sal

Cómo hacer huevos revueltos cremosos

En una sartén, se pone a derretir la mantequilla o a calentar el aceite.

Paralelamente, se baten los huevos con sal, y se añade la crema de leche. Se remueven, y se vierten sobre la sartén cuando el aceite se extienda con facilidad por la superficie (indica que ya está caliente) o cuando la mantequilla empiece a chisporrotear.

A partir de aquí, un truco de cocina esencial es no dejar de remover, de fuera hacia dentro, hasta que queden cremosos. Los huevos revueltos son huevos cuajados, formando pliegues sobre sí mismos, que quedan rotos entre sí. Lo ideal es que el conjunto quede esponjoso y suave, más que como una tortilla u omellette rota. El servicio siempre debe ser en caliente.

Variantes. La receta básica de huevos revueltos se puede aromatizar batiendo alguna hierba aromática suave con los huevos. A la vez, una vez cocinados y en el plato, se puede espolvorear por encima un poco de queso rallado, que se derretirá con el calor de los propios huevos.

Receta incluida en los siguientes menús:




Otras recetas de huevos revueltos

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario