El restaurante El Celler de Can Roca (Girona), fue coronado en 2013 por la revista Restaurant como mejor restaurante del mundo, y recibió el mismo reconocimiento como número 1 del mundo también en 2015. Además, cuenta con 3 estrellas Michelin y 3 soles Repsol. Regentado por tres hermanos, es la bandera del universo gastronómico en constante diálogo entre tradición y ciencia.

El restaurante El Celler de Can Roca, de casa de comidas a uno d elos mejores restaurantes del mundo

En 1967, los padres de los hermanos Roca abren una casa de comidas tradicional en Girona, donde los hermanos se criaron y que aún hoy sigue en funcionamiento. Al lado de ese mismo local, en 1986, Joan y Josep Roca abren El Celler de Can Roca, cuando contaban con 22 y 20 años respectivamente, con la clara vocación de crear un espacio de alta cocina. Una cocina, como definen ahora ellos mismos, de creación libre, pero sin olvidar la tradición ni la aplicación de la ciencia a la gastronomía.

En 1995 llegó la primera estrella Michelin. Dos años después, se incoporó el chef de postres Damien Allsop y el tercer hermano, Jordi Roca, empezó como ayudante.

En 2002, El Celler de Can Roca consiguió la segunda estrella Michelin, y cinco años después, en 2007, se trasladó a la su ubicación actual (el antiguo local es el actual laboratorio de investigación), para conseguir la tercera estrella Michelin en 2009.

El Celler de Can Roca cuenta con espacio para 40 comensales que son atendidos por 52 profesionales (35 en cocina y 17 en sala). Desde mediados de 2011, desecharon la carta y se sirven dos menús: degustación (135€), un recorrido por los platos más emblemáticos de la casa (como el Permentier de bogavante con trompetas de la muerte) y festival (165€), que ofrece una visión más vanguardista de la cocina. La bodega de El Can Roca cuenta con unas 30.000 botellas divididas en cinco cubos: Champan, Reisling, Borgoña, Priorat y Jerez

El Celler de Can Roca ha sido reconocido dos veces como mejor restaurante del mundo por la revista británica Restaurant, en los años 2013 y 2015.

Los hermanos Roca, uno a uno

Joan Roca, el chef
Joan Roca

Es el mayor de los hermanos, nacido en 1964. Se formó en la Escuela de Hostelaría y Turismo de Girona y es el chef de El Celler de Can Roca. En 1989 trabajó en ElBulli (de Ferran Adrià). En el año 2000 recibió el Premio Nacional de Gastronomía como mejor jefe de cocina. En 2010, la Universidad de Girona le nombró Doctor Honoris Causa y un año después recibió otro importante reconocimiento: el Grand Prix de l’Art de la Cuisine, de la Academia Internacional de Gastronomía. En el 2016 fue nombrado mejor chef del año por sus compañeros en la gala de los 50 mejores restaurantes del mundo de la revista británica The Restaurant.

Josep Roca, el sumellier
Josep Roca

Nacido en 1966, también se formó en la Escuela de Hostelería y Turismo de Girona y es el sumellier de El Celler de Can Roca. En 2004 recibió el Premio Nacional de Gastronomía al Mejor Maître de Sala, y en 2010 el de Premio Nacional de Gastronomía al Mejor Sumiller . La Academia Internacional de Gastronomía también le ha reconocido como Mejor Sumiller en dos ocasiones (2005 y 2011).

Jordi Roca, el mago de los dulces
Jordi Roca

Es el pequeño de los hermanos, nacido en 1978. También formado en la Escuela de Turismo de Girona, pasó a ser el encargado de postres en 2000, tras la marcha de Damien Allsop. La guía Lo Mejor de la Gastronomía lo reconoció como Mejor Pastelero del Año en 2003 y dos años después, la Guía Gourmetour galardonó con la mejor carta de postres y los mejores postres a su trabajo en El Celler de Can Roca. En 2010, la Real Academia de Gastronomía le otorgó el premio Paco Torreblanca, como Mejor Pastelero, y en la revista británica Restaurant lo han reconocido en 2014 como Mejor Chef Repostero del Mundo.

El Universo Roca

Conscientes de la dificultad de rentabilizar un espacio de alta cocina, los hermanos Roca siempre han buscado otras fuentes de ingreso (además de libros o clases) que han dado pie a todo un universo gastronómico. Así, además de Can Roca y El Celler de Can Roca, los hermanos Roca cuentan con un espacio para eventos y celebraciones (Mas Marroch, aunque el servicio se inició en el actual espacio que ocupa El Celler de Can Roca), Roca Barcelona (que suma Roca Moo y Roca Bar en el Hotel OMM de Barcelona) y se hacen cargo de la oferta gastronómica del festival Cap Roig (en Calella de Palafrugell).

Rocambolesc y Casa Cacao, el universo dulce de los Roca

A su vez, Jordi Roca está al frente de las heladerías Rocambolesc, cuyo concepto se inició en 2012 en un local de Girona, y que ahora cuenta con locales en la Rambla de Barcelona, en Alicante y en el Corte Inglés de la calle Serrano de Madrid, en el Área Gourmet Experience. ,

Esta heladería innovadora, que juega con sabores y texturas surge, es el sueño confeso de Jordi Roca, y en ella se pueden degustar delicias como helado lácteo con leche de oveja, confitura de guayaba y algodón de azúcar; sorbete de fresa con nube de lichi y gominolas de frutos secos… Son sólo dos de los seis tipos de helados con los que nace la heladería Rocambolesc, donde también se pueden degustar postres inspirados en los helados y creativos caramelos.

A las Rocambolesc se añade, a principios de 2020, Casa Cacao. Este proyecto ubicado en girona es lo que Jordi roca define como su sueño, y se basa en una fábrica de chocolate, donde los fabrican desde cero comprando directamente el cacao a los cultivadores y asegurando así un precio justo, para desarrollar en Girona todo un mundo de sabor que se puede adquirir en la propia tienda de Casa Cacao. Esta incluye un hotel y el conjunto está dirigido por Anna Payet, esposa de Joan Roca.

Escrito por:uranda

Deja un comentario