El vinagre blanco tiene propiedades desinfectantes gracias a que contiene ácido acético, que es antimicrobiano. Con ello, el vinagre resulta un limpiador ecológico y barato, porque además es multiusos. Pero estas son sólo algunas de las cualidades del vinagre como limpiador.

El vinagre blanco como desengrasante y desincrustante

Para hacerlo más cómodo, en una botella de spray mezcla una parte de agua con una de vinagre blanco. Con ello se puede rociar el horno o las partes grasientas de la cocina en general. Se deja reposar y luego se limpia con estropajo. No sólo sale la suciedad, sino que la cocina también se beneficiará del efecto abrillantador del vinagre.

El vinagre blanco como abrillantador

La misma fórmula del spray puede emplearse para limpiar cristales y superficies que queramos abrillantar. En este caso, sin embargo, no hace falta dejar reposar, sino que tras rociar la superficie acristalada, se puede secar con papel de diario.

El vinagre blanco para limpiar la cal

El vinagre también tiene efecto descalcificador, aplicable a grifos, lavavajillas y lavadora.

Para los grifos, simplemente hay que limpiarlos con un trapo empapado en vinagre blanco: se eliminará la opacidad fruto de la cal y ganarán brillo. En el lavavajillas sólo hay que poner una taza de vinagre y aplicar un programa completo a alta temperatura, con el electrodoméstico vacío, con lo que no sólo se limpiará de cal, sino también de malos olores. Y en la lavadora, introduce un 1/3 de vinagre y 2/3 de agua en el dispensador de jabón y aplica también un programa de lavado completo.

Descubre otros trucos y consejos sobre higiene en cocina


Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario