Nevera y congelador han propiciado que se puedan conservar los alimentos frescos, pero aun así, estos se deben manipular para su conservación teniendo en cuenta algunas medidas de higiene

Consejos para conservar los alimentos: cómo organizar la nevera

Para guardar carne o pescado en la nevera o el congelador, resulta esencial sacarlos de la bandeja en la que vienen para eliminar los jugos que desprenden. Para guardarlos en la nevera, se colocaran en un tupper en la parte baja de la misma, para evitar precisamente goteos de esos mismos jugos sobre otros alimentos. En el caso de congelarlos, se pueden meter en bolsas plásticas.

En el caso de frutas y verduras es importante evitar la condensación de agua. Para ello deben ir sin envases o en bolsas plásticas con orificios.

A la hora de guardarlas en la nevera, se deben aprovechar los cajones destinados a las mismas, ya que son zonas menos frías del frigorífico. Por otra parte, si se quieren congelar, en caso de frutas es conveniente pelarlas, y en caso de verduras, blanquearlas previamente con un poco de limón.

Los briks de leche abiertos se deben guardar en las baldas superiores de la puerta, que son zonas menos frías. Y en las baldas de la puerta también es conveniente guardar mantequilla, mermeladas y salsas abiertas.

A la hora de guardar los huevos en la nevera es mejor desechar la huevera en la que viene para evitar la contaminación, y guardarlos sin lavar en la zona que para ellos destinan los frigoríficos.

Y en todo caso, siempre es importante tener en cuanta cuánto tiempo puede aguantar cada alimento en nevera o congelador (ver aquí tabla de tiempos)

Escrito por:uranda

Deja un comentario