Porque hemos cocinado de más o porque, como con el cocido, de lo cocinado pueden salir elementos para cocinar otras cosas, las sobras son una realidad en nuestras mesas y cocina. Y para poder comerlas otros días o reaprovecharlas para elaborar otras recetas con toda seguridad, es importante seguir ciertas pautas que nos eviten potenciales intoxicaciones.

La temperatura ambiente puede ser un peligro

De hecho, la temperatura ambiente es ideal para el desarrollo de microorganismos en nuestras sobras y si aquello que nos sobra se mantiene caliente hemos de pensar que 10ªC en el interior del alimento bastan para la aparición de microbios. Además, hay elaboraciones ideales para luego reaprovechar sobras, como los caldos de carnes, cocidos y caldos de pescado, en los que la unión de proteína y líquido resulta el medio ideal para que el desarrollo de microorganismos sea más rápido.

Así que las sobras no deberían permanecer fuera de nevera o congelador durante más de dos horas.

No metas la comida caliente en la nevera

Eso a la larga puede dañar el refrigerador, pero si además, esas sobras de comida están muy calientes, hacen bajar la temperatura de la nevera, lo que puede afectar al resto de alimentos. Así que si no es bueno dejar los restos de comida fuera de la nevera mucho tiempo y es mejor no guardarlos calientes en la nevera, ¿qué hacemos cuando tardan en enfriarse?

Para que las sobras de comida se enfríen más rápido

Según la época del año y la temperatura que tengamos en casa, mientras comemos esas sobras que han quedado en la cazuela en la sartén es posible que se hayan atemperado. Pero según la época del año o el tipo de elaboración y la cantidad de sobras, pueden tardar bastante en bajar temperatura.

Para ayudar a que esa temperatura baje más rápido, ponerla en tuppers por raciones que luego puedan ir a refrigerador o congelador es una manera, sobre todo si tenemos sobras en cantidad, ya que separamos en porciones más pequeñas que se atemperarán más rápido. Y otra fórmula es sumergir el recipiente en que vayamos a guardarlas, ya tapado, en agua fría.

Cuánto duran las sobra en la nevera

Aunque este tiempo puede ser variable según el tipo de elaboración, no deberíamos dejar las sobras en nevera más de tres días para así luego poderlas consumir o reaprovechar con mayor seguridad. Y siempre guardadas en recipientes cerrados herméticamente. Si prevees que no vas a comerlas en este periodo de tiempo, lo mejor es congelar (ver aquí cómo congelar comida cocinada correctamente).

Recalienta solo una vez

Esto es porque cada vez que sacamos las sobras de la nevera, rompemos la cadena de frío y, por lo tanto, volvemos a ponerlas a la temperatura en que los microorganismos hayan facilidad para desarrollarse. Con lo que es mejor recalentar solo una vez, y si no vamos a gastar todo lo que nos ha sobrado, recalentar la ración que vayamos a consumir.

Escrito por:uranda

Deja un comentario