Receta que recoge las diferentes formas básicas de freír patatas, de modo que incluye receta de patatas alargadas, en dados, receta de patatas paja, receta de chips caseras…

Ingredientes para 4 personas

Tipos de fritura de las patatas

Entre las recetas de patatas fritas, existen 2 formas de freír, siempre en abundante aceite: fritura completa, de una sola vez, a temperatura alta-moderada; y fritura en dos veces, la primera a temperatura baja-moderada para ablandarla por dentro, y antes de servir, freír de nuevo a alta temperatura para darle el toque crujiente. El corte de la patata hace que sea más recomendable un método u otro de fritura.

Cómo hacer patatas paja y variantes

Patatas paja

Las patatas paja son aquellas que se cortan muy finas, con un milímetro aproximado de grosor (ver aquí cortes de patatas). Se fríen de una sola vez (fritura completa) a altas temperaturas y se pueden servir frías, como crujiente.

A partir de aquí se pueden cortar las patatas cerilla, juliana, bastón, que según manuales de cocina presentan longitudes aproximadas de 4 a 5 centímetros, con grosores que varían (de menos a más), hasta los 3 milímetros (ver aquí cortes de patatas). Todas ellas se hacen a fritura completa, excepto las patatas bastón, que se pueden pochar primero para luego dorar. En todas estas variantes de corte, las patatas fritas se sirven calientes.

Para facilitar este tipo de cortes de patata para freír se puede usar la mandolina, un juego de cuchillas que permite ajustar el corte.

Cómo hacer patatas fritas alargadas y en dados

La patata batalla o también conocida como patata a la española se corta con cuchillo, en tiras irregulares que pueden llegar al centímetro de grosor (ver aquí cortes de patatas). A la hora de cocinarlas, la fritura es en dos tiempos, primero a temperatura moderada para que se cueza por dentro, para luego darles el toque crujiente a alta temperatura.

Este mismo proceso se sigue cuando se corta la patata a dados, corte muy empleado en la cocina española para las tapas de patatas bravas (ver aquí receta).

Cómo hacer patatas chips caseras

En este caso, el corte de la patata es en rodajas, y estas deben ser muy finas, de un milímetro aproximadamente, con lo que la mandolina vuelve a ser un utensilio muy útil para ajustar el corte (ver aquí cortes de patatas).

Con el aceite bien caliente, pero sin que llegue a humear (indicativo de que se está quemando), lo importante a la hora de freír las patatas chips es esparcirlas bien, sin que se toquen, para evitar así que se peguen. El tipo de fritura es completa, y al igual que con las patatas paja, se pueden servir frías como crujiente.

Otras recetas de patatas fritas

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario