Receta rápida de ensalada de tomate con queso y orégano que se aliña con aceite de oliva. Inspirada en la caprese y la ensalada griega, esta receta ofrece diversas opciones de variantes.

Ingredientes para 4 personas

  • 2 tomates grandes para ensalada
  • 1 cebolla tierna
  • 300gr de queso fresco
  • Orégano
  • Sal y aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer tomate con queso fresco

Se lavan las hortalizas. Se trocea el tomate a gajos, la cebolla en la mirepoux (tacos pequeños) y el queso a tacos. Se mezclan los ingredientes y se espolvorea el orégano y la sal, para acabar rociando el conjunto con un chorro de aceite de oliva virgen extra.

Variantes. Si se quiere emplear el queso fresco para darle más sabor, se puede optar por el feta, un queso de leche de oveja de suave textura que se cura en salmuera. Pero también se puede emplear un queso fresco de cabra, o bien un queso de Burgos, que hoy día se puede encontrar elaborado a base de leche de oveja, de vaca o de ambos, y que resulta más suave.

Receta incluida en el menú de verano



Otras recetas de ensaladas verdes mixtas

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario