Receta fácil de pan de maíz que parte de una prefementación para dar más sabor a un pan combina harina de trigo (de fuerza), más harina de maíz.

Ingredientes

  • 250gr de harina de fuerza
  • 250gr de harina de maíz
  • 10gr de levadura fresca
  • 10gr de sal
  • Entre 360 y 380cc de agua

Cómo hacer pan de maíz: el prefermentado

Para dar más consistencia y sabor al pan de maíz, se hará un prefermento. Para ello, se disuelven dos gramos de levadura en 75cl de agua templada.

Luego se separan 125gr de harina de trigo en la encimera, se hace un volcán con ella y en el «cráter» se colocan los 2gr de harina disueltos en el agua. Se mezcla todo bien para que quede integrado, se hace una bola y se pasa a un bol grande (en el que luego quepan el resto de ingredientes). Se tapa con film transparente y se deja reposar unos 4 horas.

La elaboración del pan de maíz

Pasadas las cuatro horas, en un tazón se desmigaja y se disuelve el resto de la levadura en un poco de agua. Al bol del prefermento se añade el resto de la harina de trigo, la harina de maíz, la levadura disuelta y unos 270 cl de agua. Se mezcla todo bien, y se añade el resto de agua, progresivamente y mezclando hasta conseguir que la masa quede pegajosa, pero manejable.

Luego se pasa la masa a la encimera, se extiende, se espolvorea la sal y se amasa bien durante unos diez minutos como mínimo, para desarrollar así el gluten del trigo, con lo que los gases de la fermentación de la levadura no podrán escapar y el pan quedará más esponjoso.

Una vez bien amasada la masa, se divide en dos partes. Cada parte se introduce en un bol previamente algo engrasado y bien enharinado (con harina de trigo, para que luego pueda salir la masa por sí sola). Se tapa cada bol con un trapo húmedo para que no se reseque y se dejan reposar una hora y media.

Pasada la media hora se pone papel sulfurizado sobre una bandeja de horno. Se enharina un poco, se vuelca un bol sobre la bandeja, de modo que la masa caiga, con cuidado que no se rompa (se repite la operación con el otro bol. Se deja reposar la masa un cuarto de hora, sin tapar.

Entre tanto, se pone a precalentar el horno a 230ºC. Se marca cada pan con un cuchillo y se hornean durante unos 40 o 45 minutos (el tiempo puede ser variable según cada horno).

Receta incluida en el menú de recetas para brunch



Otras recetas de panes caseros

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario