Receta fácil y fresca de flan salado en la que se combinan capa de espinacas y capa de salmón ahumado con huevo y nata líquida para conseguir una textura suave llena de sabores.

Ingredientes para 4 personas

  • 250gr de hojas de espinacas
  • 200gr de salmón ahumado
  • 200ml de nata líquida
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 6 huevos
  • 1 rodaja de pan de molde
  • Aceite y sal
  • Mantequilla
  • Pan rallado

Cómo preparar las espinacas para el flan

Se lavan las espinacas, se escurren bien y se trocean en chiffonaide (tiras finas). Se reservan.

Se lava la cebolla, se pela y se trocea en juliana (tiras finas). Se pone a pochar en una sartén con un chorrito de aceite y sal, tapada y a fuego lento para que sude. Paralelamente, se pelan los dientes de ajo, se pican y, una vez pochada la cebolla, se agregan a la sartén y se doran. Luego se incorporan las espinacas y se rehogan unos minutos. Se retiran del fuego y se dejan atemperar.

Cómo hacer flan de espinacas y salmón

Se separan 75gr de salmón para la decoración. El resto (125gr) se corta en pequeños trozos y se reserva.

En un bol se vierte la crema de leche y la loncha de pan de molde para que absorba el líquido. Luego se baten los huevos, con el pan remojado hasta que quede todo bien mezclado.

Se untan los moldes de flan con un poco de mantequilla, seguido de un poco de pan rallado, que ha de cubrir todas las paredes. Se sacuden los moldes para eliminar lo sobrante que no haya quedado adherido a las mismas

Se pone a precalentar el horno a 180ºC durante 15 minutos con una bandeja con agua para hacer un baño maría.

Entretanto, en la base de cada molde se pone una capa de la mezcla de huevo, luego una capa de salmón troceado, otra capa con la mezcla del huevo, una capa con las espinacas ya atemperadas, y se acaba con una última capa de la mezcla del huevo hasta rellenar el molde. Con el horno caliente, se colocan los moldes con los flanes dentro de la bandeja de agua (que debe llegar, como mínimo, a la mitad de cada molde) y se hornea unos 30 minutos a 180ºC. Para saber si los flanes están listo, se pincha con un tenedor o cuchillo, y si el objeto sale limpio, estará cocinado.

Se saca del horno y se deja enfriar para poder desmoldar. Una vez desmoldados los flanes, se añade en la parte superior, el salmón reservado para decoración cortado en tiras.

Receta incluida en el menú de recetas para invitados



Otras recetas de huevos al horno

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario