Receta fácil y muy fresca de mousse de chocolate, característica por su suave textura esponjosa. Originaria de la cocina francesa, la mousse aparece por primera vez a mediados del siglo XVIII.

Ingredientes para 4 personas

  • 300gr de chocolate negro
  • 4 huevos grandes
  • 50gr de azúcar
  • 300ml de nata líquida
  • Sal

Cómo hacer mousse de chocolate casero

Se trocea el chocolate y se pone a derretir al baño maría, sin que llegue a hervir.

Mientras, se separan las claras de huevo de las yemas. Las yemas se baten y se reservan. Aparte, las claras se montan al punto de nieve con una pizca de sal. Luego se añade el azúcar y se mezcla con las claras, en movimientos suaves y envolventes.

Se monta la nata líquida, bien fría, sin que quede excesivamente dura.

Una vez derretido el chocolate, se retira del fuego. Sin que esté hirviendo, se agregan al chocolate las yemas batidas y se mezclan. Luego se añade la nata montada, y se mezcla con movimientos envolventes, de fuera hacia dentro. Por último se incorporan las claras al punto de nieve, y se vuelve a mezclar con movimientos envolventes, de fuera hacia dentro.

Luego se distribuye la mousse en cuatro copas individuales o en los recipientes individuales en los que se quiera servir. Se meten en la nevera y se dejan enfriar.

Variantes. La mousse de chocolate se puede elaborar con chocolate negro con el grado de cacao que se desee (siempre pensando que, al añadir la nata, se rebaja el grado de cacao, yendo hacia un chocolate con leche). A su vez, también se puede elaborar con chocolate blanco. Y se puede servir acompañada con frutos del bosque a modo de decoración (como en la foto) o de coulis de fresa (ver receta aquí) u otras frutas.

Otras recetas de dulces y postres de chocolate

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario