Receta fácil de mini pizzas biancas o blancas, llamadas así porque no incluyen la salsa de tomate en el topping. La receta incluye variantes para elaborar la pizza bianca al modo más tradicional de la gastronomía italiana.

Ingredientes para 4 personas

Cómo preparar las espinacas

Se lavan bien las espinacas, se dejan secar y se trocean en chiffonde (tiras finas).

Se pelan los dientes de ajo, se pican bien finos se ponen a dorar en una sartén con un buen chorro de aceite y la guindilla. Luego se añaden las espinacas cortadas y se cocinan junto al ajo y la guindilla, de modo que pierdan bien el agua (para luego no reblandecer la cocción de la pizza). Una vez bien cocinadas, se aparta la guindilla, se desecha y se dejan atemperar las espinacas.

Cómo hacer mini pizzas biancas de espinacas

Se pone a precalentar el horno a 250ºC.

Se pone papel vegetal (de horno) sobre la bandeja de horno. Encima, se extiende la masa de pizza y, con un cortapastas (si no se tiene se puede emplear un vaso), se corta para obtener minipizzas redondas, sacando la masa sobrante. Sobre cada mini base de pizza se colocan las espinacas atemperadas y, encima, la mozzarella.

Se introduce la bandeja en el horno y se cuecen las pizzas hasta que queden crujientes.

Variantes. En lugar de mini pizzas se puede hacer una pizza bianca grande siguiendo la misma receta, pero sin cortar la masa de pizza. A su vez, la pizza bianca se caracteriza por ser una pizza sin tomate en la base. Por ello, en la gastronomía italiana es típico que lleve una abundante y variada base de quesos, además de la mozzarella, acompañada de albahaca fresca u orégano, para que quede bien jugosa. Además de ello, el topping se puede variar o enriquecer al gusto, empleando champiñones laminados, elementos cárnicos, anchoas, olivas negras deshuesadas, etc.

Receta incluida en el menú finger food



Otras recetas de pizzas caseras y masas con topping

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario