Asar a la plancha es un método de cocción sano, pues requiere de poca grasa, a la par que rápido y sabroso. Pero existen muchos tipos de verduras con texturas muy diversas. ¿Cómo asar hortalizas a la plancha para que queden jugosas y al dente?

Tipos de hortalizas y verduras para asar a la plancha

Las mejores verduras para asar a la plancha son las hortalizas carnosas, en contraposición a las de hoja, que resultan mejor hervidas (ver aquí tipos de hortalizas). En este sentido, existen múltiples opciones, cebolletas, calabaza, pimiento, calabacín, espárragos, setas…

En el caso de la berenjena, para evitar el amargor, primero es conveniente cortarla y espolvorearle sal, para dejarla reposar así una media hora. Pasada la misma, se lava la berenjena y queda lista para asar.

Para asar hortalizas a la plancha es mejor trocearlas, por la rapidez con que se asan y porque nos aseguramos la uniformidad de la cocción. Sin embargo, hortalizas carnosas pero huecas por dentro, como los pimientos, serían una excepción, ya que se pueden asar a la plancha tanto enteras como troceadas.

Trucos al asar a la plancha

Sea la hortaliza que sea, para asar a la plancha es esencial que ésta esté bien caliente, para evitar así que lo que vamos a asar se pegue. A su vez, el calor debe ser uniforme en toda la superficie de la plancha, por lo que, si es eléctrica, es recomendable que el piloto de temperatura se encienda y se apague un par de veces cuando se emplean altas temperaturas.

Una vez se pone la pieza, es recomendable hacerla primero por un lado y luego por el otro, sin marearla demasiado. Y se salaría siempre al final, y no antes de la cocción, para evitar las hortalizas pierdan jugos y queden resecas.

Escrito por:uranda

Deja un comentario