Mermeladas y confituras se basan en la cocción de frutas con azúcar, pero se diferencian entre ellas por la textura. He aquí una receta fácil de mermelada y confitura de fresas y cómo elaborarlas con otras frutas.

Ingredientes para 4 personas

  • 1Kg de fresas
  • 500gr de azúcar
  • Jugo de medio limón

Cómo hacer mermelada de fresas casera

Se lavan las fresas bien, se elimina el pedúnculo y se trocean. Luego se ponen en una cazuela, se les hecha por encima el jugo del medio limón y el azúcar y se dejan cocinar a fuego lento, moviendo de vez en cuando, hasta que el agua que expulsen se haya evaporado y el conjunto quede espeso. El proceso puede tardar una hora.

Luego se saca del fuego y si se quiere dejar como confitura, no se tritura, pero si se desea una mermelada, se tritura con la batidora y se deja atemperar.

Una vez hecha y atemperada, es mejor guardarla en la nevera para servir posteriormente acompañando unas tostadas de pan o el dulce deseado, desde pancakes o tortitas, crusanes, tarta de queso etc.

Variantes. La base de toda mermelada es el equilibrio de azúcar y fruta, que normalmente se recomienda que sea, como mínimo de entre un 50 y un 65% de azúcar respecto al peso de la fruta. De este modo, se puede adaptar la receta a la elaboración de mermelada de prácticamente cualquier fruta (ver aquí técnica de elaboración de mermeladas y confituras).

Receta incluida en los siguientes menús:




Otras recetas de postres de frutas

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario