Receta rápida y fácil en las que las patatas se fríen a temperatura alta-moderada de una vez y se acompañan de brócoli, alcachofas, judías baby y zanahorias baby salteadas al wok.

Ingredientes para 4 personas

  • 4 patatas
  • 3 alcachofas
  • Medio brócoli
  • 200gr zanahorias baby
  • 200gr judías baby (o judías tiernas)
  • Jugo de limón
  • Aceite y sal

Cómo hacer patatas fritas con verduras salteadas

Se limpian las alcachofas, eliminando las hojas exteriores. Se parten en cuatro trozos, se eliminan los pelos interiores y se rocían con un poco de jugo de limón para evitar que se oxiden. Se reservan.

Se lavan el resto de hortalizas. Se separa el brócoli en ramas y se reserva. Se cortan las puntas de las judías baby y, si las zanahorias son muy grandes, se trocean.

Se pone a calentar una sartén con un poco de aceite o el wok, inicialmente sin aceite. Una vez esté caliente el wok, se vierte un chorro de aceite por las paredes, de modo que se vaya deslizando hasta la base. Se añaden las verduras, primero las que más van a tardar en cocinarse (zanahorias), luego alcachofas, brócoli y por último las judías baby. Se saltean hasta que queden al dente, a fuego vivo, removiendo constantemente. Se salan al final.

Paralelamente, se pelan las patatas, se lavan y se cortan transversalmente, para luego hacer medias rodajas. En una sartén con abundante aceite se fríen de una sola vez, a temperatura alta-moderada (fritura completa). Una vez listas, se escurren y se dejan sobre papel absorbente para eliminar restos de aceite. Luego se mezclan con las verduras salteadas.

Receta incluida en el menú de recetas vegetarianas veganas



Otras recetas de patatas fritas

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario