Receta fácil de pollo rebozado que, en lugar de freírse, se hornea, previa marinada, para luego rebozar con semillas de sésamo.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 pollo troceado a octavos
  • Medio vaso de leche desnatada
  • Medio vaso de zumo de limón
  • Ajo en polvo
  • Especias y/o hierbas aromáticas al gusto y sal
  • Semillas de sésamo

Cómo hacer pollo rebozado con semillas de sésamo al horno

En un bol o una fuente, se mezcla la leche, el zumo de limón, el ajo en polvo, la sal y las especias de modo que se integren. Se incorpora el pollo troceado y se mezcla de modo que se impregne con la marinada. Se tapa con film transparente y deja reposar en la nevera durante una hora. Pasada la misma, se saca el pollo de la nevera y se deja que adquiera temperatura ambiente.

Se pone a precalentar el horno a 180ºC.

Se escurre el pollo. Se extienden las semillas de sésamo en un plato y se reboza cada trozo de pollo (no hace falta huevo, ya que la leche de la marinada tendrá función adherente).

Se colocan los trozos de pollo rebozados en una bandeja para horno y se hornean durante unos 15 minutos (este tiempo puede ser variable en función el tamaño de los trozos de pollo).

Variantes. Esta receta se puede hacer de igual modo sustituyendo las semillas de sésamo por otros rebozados como los cereales de desayuno (previamente triturados o machacados).

Otras recetas de pollo asado

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario