La bechamel es una de las salsas madre, cremosa que se hace a partir de leche, mantequilla y harina, ideal para verduras y gratinados, también es básica para la elaboración de otras recetas como croquetas.

Ingredientes

  • 1 litro de leche
  • 60gr de mantequilla
  • 60 gr de harina
  • Nuez moscada
  • Sal

Cómo hacer bechamel

En un cazo se pone a calentar la leche. Paralelamente, en otro cazo, se pone a derretir la mantequilla a fuego lento. Una vez derretida se añade la harina y, a fuego medio, se remueve con la mantequilla hasta hacer un roux blanco. Luego se aparta del fuego, se deja atemperar el roux para facilitar la posterior mezcla, y se vierte la leche caliente, poco a poco, y removiendo constantemente. Se remueve hasta eliminar grumos, y se vuelve a poner al fuego a fuego lento durante unos 10 o 15 minutos más. Pasados estos, se retira del fuego, se sala, se añade la nuez moscada y, opcionalmente, pimienta.

Variantes. La bechamel se considera una de las seis salsas madre, es decir, salsas que admiten múltiples variaciones. En este sentido, la bechamel no sólo permite variar texturas (añadiendo más o menos harina, pero siempre la misma cantidad de harina que de mantequilla), sino que también permite aromatizaciones diversas en base a las especias y hierbas aromáticas que se añadan (estas últimas incluso se pueden infusionar con la leche), se le puede añadir queso, etc.

Otras recetas de salsas para verduras y hortalizas

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario