Considerada una de las salsas madre, la salsa pomodoro es una receta fácil de salsa de tomate originaria de la cocina italiana, elaborada con zanahoria, cebolla y hierbas aromáticas.

Ingredientes para 4 personas

  • 1kg de tomates maduros
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • Perejil
  • Aceite de oliva y sal

Cómo hacer salsa de tomate casera o salsa pomodoro

Se pelan los tomates, se eliminan las semillas y se trocean en concasse (dados pequeños). Se reservan.

Se pelan los dientes de ajo y se machacan o se pican muy pequeños. Se lava y se pica el perejil. Se pelan y se lavan el resto de hortalizas y se cortan en brunoise (dados pequeños).

Se cubre la base de la sartén de aceite y se doran los ajos. Se añaden cebolla, zanahoria y perejil picados y se sofríen a fuego medio-bajo hasta que la cebolla quede transparente y la zanahoria blanda. Luego se incorpora el tomate troceado, se sala (si es ácido, si añaden un par de cucharaditas de azúcar), se remueve y se deja cocinar el conjunto entre 20 y 25 minutos, hasta que la textura quede espesa. Si se desea una salsa fina, se puede pasar por el pasapurés.

Variantes. Como una de las salsa madre, la salsa pomodoro o salsa de tomate, además del perejil, se puede aromatizar con otras hierbas como el laurel (que se incorporaría junto al perejil), o albahaca fresca, orégano, etc. que se incorporan al final, cuando la salsa está prácticamente lista. Y se puede enriquecer con un fondo blanco (caldo de pollo), que se incorporaría tras rehogar el tomate, dejando reducir. A su vez, para la receta básica de tomate frito, se puede seguir el mismo proceso, pero sin emplear las otras hortalizas.

Otras recetas de salsas para pasta

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario