Receta de arroz meloso con lentejas que se puede servir cociendo ambos ingredientes y mezclándolos, o bien incorporando un sofrito de hortalizas variadas.

Ingredientes para 4 personas

  • 250gr de lentejas
  • 75gr de arroz de grano redondo
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • 1 cabeza de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite y sal

Cómo hacer el guiso de arroz con lentejas

Si las lentejas necesitan remojo (como las lentejas castellanas), previamente se habrán dejado en agua unas 12 horas antes de empezar a cocinar. También se pueden emplear lentejas como las pardinas, que no necesitan remojo previo.

A la hora de empezar el guiso, se pelan y se lavan las hortalizas. En una olla con agua fría y sal, se ponen media cebolla (la otra media se reserva, para elaborar la receta como especifica en la opción a tu gusto del final de este post), medio puerro (el otro medio se reserva, para elaborar la receta como especifica en la opción a tu gusto al final de este post), la cabeza de ajos, las zanahorias (enteras) y el laurel y las lentejas. Cuando el conjunto alcance el hervor, se baja el fuego, se espuma en caso necesario, y se deja hervir hasta que las lentejas están cocidas, sin perder el hollejo (el tiempo será variable según el tipo de lentejas, las pardinas necesitarían una media hora, castellanas podrían llegar a la hora). Una vez cocidas las lentejas, se cuela el conjunto (reservando el caldo resultante), y se separan las hortalizas (cebolla, puerro y zanahoria se pueden aprovechar para hacer una crema de verduras, el resto se desecha). Si se quiere elaborar el plato como se especifica en el final de este post (Para hacer el guiso de lentejas con arroz a tu gusto), se reservan las zanahorias, troceándolas, y las lentejas, además del caldo.

Aparte, en un cazo u olla, se vierte un poco de aceite y se saltea el arroz en él para sellarlo. Con ello se evita que se abra el grano durante la cocción. Sabremos que el arroz está sellado porque el grano adquiere una textura exterior como de nácar (nacarizada). Cuando sea así, ya se puede añadir el líquido de cocción, que será el caldo resultante de la cocción de las lentejas con las hortalizas (doble de líquido que de arroz).

Una vez cocido el arroz, se mezcla con las lentejas. Se puede añadir algo más del caldo resultante de haber hervido lentejas y verduras en función de si queremos un plato caldoso o meloso.

Para hacer el guiso de lentejas con arroz a tu gusto

El plato también se puede servir habiendo elaborado un sofrito con las verduras antes reservadas. Para ello, se trocean a la brunoise (tacos pequeños) la cebolla y el puerro que teníamos reservados, más un pimiento verde y uno rojo. En una cazuela con un chorro de aceite, se añade primero la cebolla y se deja pochar. Una vez pochada se añaden pimientos y puerro y se sofríen. Cuando empiecen a ablandarse, se añaden las zanahorias (ya cocidas y troceadas) y 6 cucharadas de tomate triturado. Se deja cocinar el conjunto hasta que reduzca el tomate. Luego se añaden las lentejas cocidas y el arroz cocido. Se puede añadir algo más del caldo resultante de haber hervido lentejas y verduras en función de si queremos un plato caldoso o meloso. En cuanto de un hervor, se apaga el fuego y se sirve. Este guiso de lentejas con arroz y verduras permite variar las hortalizas al gusto, pudiéndose emplear alcachofas, acelgas, judías verdes, etc.

Receta incluida en el menú de recetas vegetarianas veganas



Otras recetas de arroces con legumbres

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario