Receta fácil de pollo guisado con el vino generoso de Oporto que da nombre a la salsa, y que también lleva entre sus ingredientes cebolla y caldo de ave.

Ingredientes para 4 personas

Cómo hacer pollo guisado al oporto

Se pelan las cebollas y las cortamos en juliana (tiras finas). Se reservan.

En una cazuela con un chorro de aceite se sella el pollo, se retira y se reserva. En la misma cazuela se pone a pochar la cebolla, a fuego lento, tapada y con un poco de sal para que sude.

Cuando esté pochada, se añade el vino de oporto y se deja reducir, a fuego lento, casi a la mitad. Luego se vierte el caldo y, cuando empiece a hervir, se añaden el pollo y la pimienta y se corrige de sal. Se deja guisar a fuego lento hasta que el pollo esté cocinado.

Luego se retira el pollo, se vierte el jugo sobrante en un vaso de batidora y se tritura para obtener la salsa. Si la salsa queda muy líquida, se puede espesar con maicena; si queda muy espesa, se puede añadir algo de caldo. Si se desea que la salsa quede más fina, se puede pasar por el chino.

Variantes. Si la salsa queda muy apagada se puede añadir un poco de mantequilla y deshacerla para que la salsa adquiera brillo. Por otra parte hay quien elabora esta salsa con 100ml de crema de leche en lugar de caldo.

Otras recetas de pollo guisado

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario