Receta fácil que aúna los aromas de la cocina mediteránea a través de una sencilla salsa a base de vino blanco seco y caldo de ave, y que se aromatiza con romero.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 pollo cortado en trozos pequeños (octavos)
  • 200gr de guisantes
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 vaso de vino blanco seco
  • 1 vaso de caldo de ave (ver receta aquí)
  • 1 ramita de romero
  • Pimienta
  • Aceite y sal

Cómo hacer pollo guisado con guisantes

Se pelan los dientes de ajo, se pican y se reservan. Se pela la cebolla, se lava, se corta en brunoise (tacos pequeños) y se reserva.

Se sala el pollo y se espolvorea pimienta sobre él. Se pone al fuego una cazuela con un chorro de aceite y, cuando esté caliente, se sellan los trozos de pollo, se retiran y se reservan. En el mismo aceite, se pone a pochar la cebolla, a fuego lento, tapada y con un poco de sal para que sude. Una vez esté tierna, se añade el ajo picado y se dora bien. Luego se incorpora de nuevo el pollo sellado, se vierte el vino y se rehoga unos minutos hasta que se evapore el alcohol. Se añade el vaso de caldo y la ramita de romero.

Una vez arranque el hervor se baja el fuego y se deja guisar unos 35 minutos. Pasados los mismos, se introducen en la cazuela los guisantes (descongelados), se corrige de sal y se deja guisar otros 10 minutos más.

Otras recetas de pollo guisado

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario