A menudo se suele confundir estofar con guisar, sin embargo, no son lo mismo. El estofado es un método de cocción donde todos los ingredientes van a la cazuela en crudo. ¿Cómo realizarlo y con qué alimentos?

Ingredientes para un estofado

El estofado se suele aplicar a múltiples ingredientes, y sobre todo resulta ideal para carnes (carrilleras de cerdo o ternera, por ejemplo, pollo, etc.) y, en especial, para piezas de caza (como codornices, perdices, conejo etc.). Estas no es necesario que vayan troceadas en piezas pequeñas de bocado, como suele suceder con el guiso, sino que pueden ir en piezas más grandes e incluso enteras.

A este ingrediente principal se le pueden añadir verduras y hortalizas variadas (cebolla, zanahoria, puerro, pimientos, tomates…), limpios y troceados. A su vez, el estofado se puede aromatizar con especias y hierbas aromáticas al gusto.

El estofado también conlleva un elemento líquido (en menor cantidad que el guiso), generalmente con un base ácida, como vino o vinagre.

Cómo hacer un estofado

Para estofar se puede previamente macerar. Para ello, se colocan todos los ingredientes deseados en la cazuela, más las especias y el elemento líquido. Se deja en reposo (lo cual ablanda la carne y hace que se integren sabores).

Y luego, sin sofrito previo, se pone la cazuela tapada directamente en el fuego. Una vez alcanzado el punto de ebullición, se baja el fuego y se deja cocinar lentamente, de modo que, a parte del ingrediente líquido, la base de la técnica es que, predomina la cocción de los alimentos en su propio jugo muy lentamente.

Escrito por:uranda

Deja un comentario