Receta de cazuela de garbanzos, que se cuecen tras un sofrito para generar un buen caldo, que se enriquece con bogavante y gambas y sirve para luego cocer el arroz y las espinacas que completan el guiso.

Ingredientes para 4 personas

  • 200gr de garbanzos secos
  • 1 bogavante
  • Gambitas peladas
  • 200gr de arroz
  • 250gr de espinacas
  • 2 cebollas medianas
  • 3 dientes de ajo
  • 1 tomate
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 2 hojas de laurel
  • Agua
  • Aceite y sal

Cómo hacer garbanzos con bogavante y arroz

Los garbanzos secos deben ponerse en remojo un mínimo 12 horas antes de elaborar la receta (la noche antes). Antes de empezar la receta, se escurren y se reservan.

Se pelan, se lavan y se cortan las cebollas en juliana. Se pelan los dientes de ajo y se pican. Se ralla el tomate y se reseva.

En una olla con un chorro de aceite se sofríen la cebolla y los dientes de ajo. Luego se agrega el tomate y se deja reducir a fuego lento. Cuando esté espeso, se incorpora el laurel y se rehoga. Se pone el pimentón, se aparta un momento la olla del fuego y se remueve, para que así no se queme la especia y no acabe amargando. Se vuelve a poner la olla al fuego y se añaden los garbanzos. Se vierte el agua, se espolvorea la sal y se hierven a fuego lento y tapados durante unos 3 horas (el tiempo es variable según el tipo de garbanzo, pero el objetivo es que queden al dente, cocidos sin que se deshagan).

Entre tanto, se cuece a parte el bogavante.

Cómo cocer el bogavante

Bogavante cocido

Se pone a hervir en una olla abundante agua con sal (por cada litro, entre 30 y 40 gr de agua para que se parezca lo más posible a la de mar). Una vez el agua está hirviendo, se incorpora el bogavante.

Cuando el agua recupere de nuevo el hervor se empieza a contar el tiempo de cocción. Para un bogavante de 500gr, el tiempo de cocción aproximado es de unos 10 minutos, por lo que habrá que hervirlo 5 o 6 minutos, pues luego se acabará su cocción con los garbanzos. Por cada 100gr más, se añade un minuto. El tiempo de cocción puede ser variable en función de la fuente de calor, la cantidad de agua, etc.

Una vez pasado el tiempo de cocción, se saca el bogavante de la olla y se deja enfriar con las patas hacia arriba (la concha hacia abajo) para evitar la pérdida de jugos. Luego se trocea para poder incorporarlo al guiso.

Cómo cocer el arroz del guiso de garbanzos y bogavante

Se lavan las espinacas, se dejan secar bien, se trocean y se reservan.

Unos veinte minutos antes de acabar la cocción de los garbanzos, en una cazuela a parte, se vierte un chorrito de aceite y se sellan las gambas, se retiran, y se reservan. En la misma cazuela (para que el arroz no se pase), con el mismo aceite, se sella el arroz. Sabremos que el arroz está sellado porque el grano adquiere una textura exterior como de nácar (nacarizada). Entonces, se saca caldo de la olla donde cuecen los garbanzos y se cuece con él el arroz (doble de caldo que de arroz).

Se deja cocer el arroz uno cuarto de hora, tras lo cual debería quedar algo de caldo (si vemos que antes de los quince minutos queda consumido el mismo, hay que añadir algo más de caldo hirviendo – ver aquí cómo cocer los diferentes tipos de arroces). Tras los 15 minutos, se apaga el fuego, se tapa la cazuela con un trapo y se deja reposar unos 5 minutos más.

Entre tanto, durante esos últimos cinco minutos, se añade a la olla de los garbanzos el bogavante troceado, las gambas marcadas y las espinacas troceadas, que quedarán durante este tiempo cociendo con los garbanzos.

Luego se sirve todo junto con el arroz y caldo al gusto.

Otras recetas de garbanzos

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario