Receta fácil de este pan plano típico de la gastornomía italiana, que se aromatiza con hierbas y aceite de oliva, y en este caso se acompaña con aceitunas y tomates cherry confitados.

Ingredientes para 4 personas

  • 250gr de harina de fuerza
  • 25gr de levadura fresca
  • 125ml de agua
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 200gr de tomates cherry
  • 20 aceitunas negras deshuesadas
  • Orégano
  • Aceite y sal

Cómo hacer focaccia casera

Se disuelve en un tazón amplio la levadura fresca, con la cucharadita de azúcar, una cucharadita de harina y un poco de agua templada. Se tapa con un trapo y se deja leudar unos 10 minutos, de modo que aumentará su volumen.

Entre tanto, se tamiza el resto de la harina en un bol grande. Se le añade sal y se mezcla. Se forma con la harina un cono, se abre un “cráter” en la parte superior del cono y se vierten dos cucharada de aceite. Se mezcla ligeramente, se vuelve a abrir un cráter y se añade la levadura disuelta. Se va añadiendo el resto del agua, poco a poco, amasando hasta conseguir una masa uniforme y elástica que no se debe pegar en las manos. Formando un bollo con la masa, se deja reposar en un bol, tapada con un trapo húmedo para que no se reseque, durante una hora.

Entre tanto, se pone a precalentar el horno a 140ºC. Se lavan los tomates cherry, se ponen en una bandeja para horno, se les rocía con aceite de oliva, y se asan a 140ºC durante una media hora. Luego se sacan y se dejan atemperar.

Pasada la hora de reposo de la masa, se estira (si es necesario, con ayuda de rodillo) y se extiende en una bandeja para horno, dejando su superficie marcada con los dedos. Se espolvorea por encima el orégano, se reparten los tomates cherry ya horneados y atemperados y las aceitunas (deben estar bien secas). Se riega todo con aceite de oliva y se deja reposar otra media hora.

Diez minutos antes de que acabe esta, se pone a precalentar el horno a 200ºC. Pasada la media hora de reposo, se hornea la focaccia con su topping durante unos 20 minutos a 200ºC. Se sirve templada.

Variantes. Se puede variar el topping de la masa de focacia al gusto, de modo que en lugar de aceitunas y cherry, se puede hacer poniendo encima otras hortalizas (berenjena, calabacín, etc) previamente asadas para que no pierdan agua mientras se cuece la focaccia, y en lugar de orégano se pueden emplear otras hierbas aromáticas como tomillo o romero. Se puede comer incluso como pan aromatizado con hierbas, sin más topping, y también se pueden añadir otros ingredientes como quesos. Incluso hay quien emplea la masa de focaccia como base de pizza (poniendo en el topping una base de tomate y mozzarella, más otros ingredientes al gusto).

Receta incluida en los menús siguientes:




Otras recetas de pizzas caseras y masas con topping

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario