Receta fácil de guiso de ternera con zanahorias, judías baby, cebolla, etc. y caldo de carne. Se aromatiza con romero e incluye variantes aromáticas a partir de diferentes especias.

Ingredientes para 4 personas

Cómo hacer ternera guisada con verduras

Se lavan y se pelan las hortalizas. Se trocean las zanahorias en rodajas anchas, los tomates se cortan en brunoise (tacos pequeños), los pimientos en bastones y la cebolla en juliana (tiras finas).

Se salpimenta la carne de ternera (aguja), y en una cazuela con un chorro de aceite se sella la carne, se retira y se reserva. En la misma cazuela, se pone a pochar la cebolla, a fuego lento, tapada y con un poco de sal para que sude. Cuando se ablande, se añade el pimiento y se saltea, luego se rehogan las zanahorias, se incorpora el tomate y se deja sofreír hasta que reduzca parte del líquido.

Se añade la carne, se rehoga junto con la rama de romero y las judías baby, se vierte el caldo de carne, se espolovorea la pimienta y se deja cocinar a fuego lento hasta que la carne esté tierna.

Para adaptar la receta a tu gusto

Partiendo de la cebolla como base del sofrito, las hortalizas de la receta se pueden variar al gusto, o añadir. A su vez, el líquido del guiso, el caldo, se puede combinar con un chorrito de vino, brandy, cognac, etc. Y por último, las hierbas aromáticas y especias también se pueden emplear al gusto: tomillo, laurel, clavo, alguna estrella de anís, etc. hasta especias indias como curry o garam massala. En este último caso, el tomate se añade triturado. Cuando el guiso esté listo, se vierte un poco de crema de leche, se remueve, se lleva al hervor, y se apaga.

Otras recetas de ternera guisada

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario