Vino blanco seco, ajo y cebolla son las bases de esta receta fácil de guiso de conejo que se aromatiza con clavo y pimienta para crear una gustosa salsa.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 conejo troceado (de 1’5Kg aproximadamente)
  • 2 cebollas medianas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco seco
  • Clavo en grano
  • Pimienta en grano
  • Harina
  • Aceite y sal

Cómo hacer conejo rustido en salsa

En una fuente se dispone el conejo, y se vierte sobre el mismo ajo, vino, un chorro de aceite y las especias. Se deja marinar unas 2 horas mínimo. Pasado dicho tiempo, se escurre el conejo y se reserva el líquido resultante.

En un plato se extiende la harina, se sala el conejo y se enharina. En una cazuela con aceite, se sella el conejo enharinado y se reserva sobre papel absorbente.

Se pela la cebolla, se lava y se corta en juliana (tiras finas). En la misma cazuela donde se selló el conejo, se pone a pochar la cebolla con un poco del aceite ya empleado antes, a fuego lento, tapada y con un poco de sal para que sude. Una vez se ha ablandado, se añade el conejo y el líquido reservado resultante del marinado. Se remueve, se tapa la cazuela y se deja guisar aproximadamente una hora, moviéndolo de vez en cuando. Si quedara seco durante el proceso, se puede añadir un poco de caldo de pollo o agua.

Transcurrido dicho tiempo, si se desea una salsa fina, se retira el conejo y se reserva. Se retiran los granos de pimienta y clavo, y se pasa la cebolla y el líquido sobrante al vaso de la batidora para triturarlo.

Variantes. Las especias empleadas para este guiso se pueden modificar al gusto, empleando incluso hierbas aromáticas como romero, tomillo, etc. A su vez, este guiso se puede hacer con otras carnes: pollo, ternera, cerdo, etc. Y se puede acompañar con patatas fritas en dados como guarnición o servir con arroz hervido.

Receta incluida en los menús siguientes:




Otras recetas de conejo

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario