Receta fácil basada en la tradicional sarandonga, a base de arroz con bacalao desmigajado y garbanzos cocidos que parte de un sofrito a base de cebolla, ajo y tomate, y que se aromatiza con azafrán

Ingredientes para 4 personas

Cómo hacer arroz con garbanzos y bacalao

Se pelan los dientes de ajo y o se pican muy finos o se machacan en el mortero y se reservan. Se trocean cebolla y pimiento en brunoise (tacos pequeños), y se reserva el pimiento. Se escurren el bacalao y, en caso necesario, los garbanzos cocidos, y se reservan.

En una cazuela con un chorro de aceite se pone a pochar la cebolla, a fuego lento, con un poco de sal y tapada para que sude. Cuando se empiece a ablandar, se añade el pimiento (o la cucharada de ñora) y también se sofríe. Luego se incorpora el ajo picado o machacado y se dora. Se vierte el tomate triturado, se remueve y se deja el conjunto destapado, a fuego lento, hasta que el tomate reduzca y quede muy espeso.

Mientras, se pone a calentar el caldo de verduras o el agua, para que esté hirviendo en el momento de cocer el arroz. Es conveniente tener un poco más por si fuera necesario añadir líquido durante la cocción.

Con el sofrito espeso, se incorpora el arroz y se rehoga. Se vierte el caldo de verduras o el agua, se añade el azafrán y se corrige de sal. Se deja cocer durante un cuarto de hora a fuego vivo, removiendo de tanto en cuanto si se quiere un arroz meloso. Pasado el mismo, se añaden bacalao y garbanzos, se remueve, y se deja cocer unos 5 minutos más. Se apaga el fuego y se deja reposar otros 5 minutos.

Variantes. El arroz con garbanzos y bacalao puede ser caldoso, para lo cual hay que añadir más caldo o agua durante la cocción.

El arroz caldoso se ha de servir inmediatamente para evitar que el caldo pase el arroz.

Receta incluida en los menús siguientes:




Otras recetas de arroz con legumbres

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario