Con vinagre blanco y caldo o vino blanco como base, y laurel y tomillo para afianzar el sabor, esta receta fácil y tradicional de conejo escabechado se cocina con zanahorias y cebollas.

Ingredientes para 4 personas

Cómo hacer conejo escabechado

Se pela y se lava la cebolla, se corta en juliana (tiras finas) y se reserva. Se pela la zanahoria, se lava, se corta en rodajas y se reserva. Sin pelar los dientes de ajo, se les hace una raja transversal y se reservan.

Se salpimenta el conejo y, en una cazuela con un buen chorro de aceite, se sella. Se retiran los trozos de conejo y se reservan.

En la misma cazuela, con el mismo aceite, se colocan los ajos sin pelar y se fríen. Una vez bien fritos, se añade la cebolla y se deja pochar, a fuego lento, tapada y con un poco de sal para que sude. Cuando se haya ablandado, se añaden las zanahorias y se rehogan junto con las hojas de laurel y el tomillo. Luego se incorporan los trozos de conejo y se vierte el vinagre y el resto de líquido de cocción. Se se deja cocinar a fuego lento, entre 15 y 20 minutos (este tiempo puede ser variable en función del tamaño de los trozos de conejo).

Este plato se puede servir caliente, tibio para que asiente el escabeche, e incluso frío. Si se va a comer de un día para el otro, conviene retirar las verduras.

Variantes. En lugar de dos vasos de agua o caldo de pollo, se puede emplear un vaso, y el otro puede ser de vino blanco. A su vez, en lugar de vinagre de vino blanco, se puede emplear vinagre de manzana. Por otro lado, además de laurel y tomillo, se pueden añadir otras hierbas como romero o especias como pimienta en grano, clavo entero, etc. Del mismo modo, esta receta se puede hacer sin cebolla y sin zanahoria.

Otras recetas de conejo

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario