Receta fácil y ligera de lasaña de verduras guisadas, ideal para servir tibia o atemperada, ya sea en primavera o verano, pues no requiere de horno. La receta incluye la variante para gratinarla y servir en caliente al estilo clásico.

Ingredientes para 4 personas

Preparación del relleno de la lasaña de verduras

Se corta la berenjena y se pone en agua con sal o se deja con sal espolvoreada por encima para eliminar el posible amargor.

Se pela la cebolla, se lava, y se corta en juliana (tiras). En una sartén, con un chorro de aceite, se pone a pochar la cebolla, a fuego lento, tapada y con un poco de sal para que sude.

Paralelamente se trocean los calabacines a tacos, y se trocean los pimientos en cuadrados. Se lava la berenjena, eliminando la sal, y se corta a tacos. Se reservan las hortalizas. Se pelan los dientes de ajo, y se laminan.

Con la cebolla ya pochada, se añaden a la sartén los dientes de ajo laminados y se doran. Se añaden el resto de hortalizas troceadas, se salan y se rehogan. Luego se vierte el vasito de vino y se añade la rama de romero fresco. Se remueve el conjunto y se baja el fuego. Se deja que se guise una media hora, moviendo de vez en cuando. Si faltara algo de líquido antes de que las hortalizas estén cocinadas, se puede añadir un poco más de vino, agua o caldo de verduras. Una vez cocinadas, se retira la rama de romero y se desecha.

Paralelamente, se limpian las alcachofas, eliminando las hojas exteriores y cortando las puntas. Se parten en cuatro trozos, se eliminan los pelos interiores, luego se laminan y se rocían con un poco de jugo de limón para evitar que se oxiden. Se pone una plancha a calentar con un chorrito de aceite y se asan a la plancha.

Preparación de la lasaña fresca de verduras guisadas

En función del tipo de placas para lasaña, se ponen a hervir siguiendo las instrucciones del fabricante o se ponen a remojo. Una vez la pasta quede flexible, se escurre bien, y se disponen las placas sobre trapos limpios, estiradas y separadas entre sí.

El montaje de esta lasaña se hace por raciones individuales. Para ello, se coloca en la base del plato un poco de salsa de tomate. Encima, una placa de lasaña. Sobre la misma, un poco del relleno a base de guiso de verduras, otra capa de pasta, más relleno, y una tercera placa de pasta. Sobre esta última se coloca la salsa de tomate casera y se corona el plato con las alcachofas a la plancha. Se repite la operación con los otros tres platos.

Variantes. Esta es una lasaña ideal para servir en primavera o verano, templada o atemperada. En lugar de romero fresco se pueden emplear otras hierbas aromáticas al gusto como estragón, tomillo, etc. A su vez, esta lasaña también se puede gratinar al modo clásico. Para ello, se monta la lasaña completa en una bandeja para horno y, en lugar de coronarla con las alcachofas asadas, se coronaría con queso para fundir y un poquito de orégano, para gratinar a 180ºC hasta que se dore y servir en caliente.

Receta incluida en el menú de recetas de cuaresma



Otras recetas de canelones y lasañas

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario