Receta de canelones cuyo relleno se hace a partir de ternera, cerdo y pollo, que se guisan, aromatizados con anís, coñac, clavo y nuez moscada.

Ingredientes para 4 personas

  • 300gr de ternera para guisar (cuello) en una pieza
  • 300gr de cerdo para guisar en una pieza
  • 1 pechuga de pollo grande
  • 1 cebolla grande
  • 1 vasito de coñac
  • 1 vasito de anís
  • Nuez moscada
  • Clavo
  • Harina
  • Leche
  • 20 placas de canelones
  • Bechamel (ver receta de bechamel casera aquí)
  • Queso rallado
  • Aceite y sal

Cómo hacer el relleno de los canelones de carne

Se pela la cebolla, se lava y se corta en juliana (tiras finas).

En una cazuela con un chorro de aceite se sella la carne, se retira y se reserva. En la misma cazuela, se pone a pochar la cebolla, a fuego lento, tapada y con un poco de sal para que sude. Cuando se ablande, se rehoga la carne con clavo y nuez moscada. Se añade el coñac y el anís, se sala, se tapa y se deja cocinar a fuego lento. Una vez lista, se deja atemperar (se puede cocinar el día antes de la elaboración de los canelones).

Atemperado el guiso, se retiran los trozos de carne y se reserva la cebolla y el jugo resultante. Se pica la carne (deshuesándola en caso necesario). Se puede picar a máquina o a mano, partiéndola con unas tijeras, lo cual variará la textura del relleno de los canelones.

En un cazo se pone a calentar la leche.

La carne picada se mezcla con la cebolla y el jugo resultantes del guiso y se ponen a calentar en una sartén. Se añaden un par de cucharadas de harina y se remueve para que se mezcle bien con la carne y se rehogue. Cuando la leche esté caliente, pero sin que haya llegado a hervir, se va añadiendo a la sartén, poco a poco y sin dejar de remover, hasta conseguir que el conjunto quede cremoso. Entonces se apaga y se deja atemperar.

Preparación de los canelones de carne

En función del tipo de placas para canelones, se ponen a hervir siguiendo las instrucciones del fabricante o se ponen a remojo. Una vez la pasta quede flexible, se escurre bien, y se disponen las placas sobre trapos limpios, estiradas y separadas entre sí.

En una bandeja para horno, se extiende bechamel de modo que cubra la base.

Se precalienta el horno a 180ºC.

Se pone una cucharada de relleno sobre cada una de las placas para canelones y se enrollan. Se van colocando en la bandeja para horno.

Una vez la bandeja esté llena, se vierte bechamel (si es casera, debe estar atemperada, no caliente) por encima de los canelones, de modo que los cubra. Se pone el queso rallado por encima. Se lleva la bandeja al horno y se gratina a 180ºC hasta que se dore.

Otras recetas de canelones y lasañas

Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario